POPULARTOP

4 opciones para reestructurar tus deudas

Comentarios desactivados en 4 opciones para reestructurar tus deudas
Por Fatima De Abreu @fatimadeabreu

Si bien los planes personales, las reestructuras y la consolidación de deuda son una opción para intentar salir de deudas, lo cierto es que no son una varita mágica que resolverá tus problemas en un abrir y cerrar de ojos, asegura Ángel González Badillo.

El director general de la Organización Nacional de la Defensa del Deudor, recomienda que antes de tomar cualquiera de estas opciones realices un presupuesto, así podrás determinar si puedes pagar, si te alcanzará para hacerlo.¿Endeudado? Tienes cuatro opciones para reestructurar . Foto: Thinkstock

Es cierto que al abonar sólo la cantidad mínima que te pide tu institución financiera cada mes, pagar la totalidad de tu deuda te costará entre 10 y 12 años, y seguramente por ello has decidido solicitar una reestructura, pero si estás en una situación seguramente ninguno de estos planes es para ti.

Y es que el experto explica que al realizar un plan personal de pagos, una reestructura o una consolidación de deuda o también llamada transferencia de saldos, si bien los plazos se reducen en algunos casos hasta tres años, también se incrementa el pago mensual a realizar.

Si con mucho trabajo pagas cada mes el mínimo, ¿podías pagar más o menos el doble de eso?, y es que el director general de Defensa del Deudor considera que estos planes no están pensados en casos particulares, sino generales, por lo que no responden a las necesidades del cliente de la institución financiera.

Así, si tu situación no es tan grave, estas opciones pueden ayudarte a reducir el tiempo en que terminarás de pagar tu deuda, además de la tasa de interés que te cobran también se ve disminuida.

Éstas son las opciones:

Plan personal de pagos

Para poder solicitar este tipo de plan muchas instituciones financieras solicitan que por lo menos hayas cumplido con el pago mínimo, en algunas te piden que sean por lo menos seis meses de estar al corriente.

Una vez cumplido con este requisito el banco te ofrecerá un plan de pagos fijos, éstos ya incluyen los intereses que te cobrará el banco, una de las ventajas de este tipo de convenio es que no aparecerá ninguna nota en tu historia crediticia, asegura Wolfgang Erhardt Varela, vocero de Buró de Crédito.

Reestructura

En caso de que definitivamente ya no pagues, el banco llamará para recordar el pago, si aún así no pagas, en algunas ocasiones la institución financiera decidirá vender la cartera a una administradora, entonces la negociación será directamente con ésta. Tus opciones son:

-Revisar tu historial de crédito para saber que la cartera aún está en manos de su otorgante original; de ser así puedes llamar y pedir una reestructura de tu crédito, al igual que en el plan personal de pagos, son pagos  fijos que dependerán del plazo que elijas en la reestructura. La reestructura sí aparecerá en tu historial de crédito. La clave hará referencia a que no pagaste como lo establecía tu contrato original, pero tuviste la iniciativa de solucionar la situación.

-La segunda opción es cuando la deuda ha sido vendida a otra administradora, en este caso en tu historial aparecerán las siglas CV, que significa cuenta vencida vendida. La mayoría de estas firmas sólo ofrecen quitas, pero no pierdes nada con intentarlo. Aquí la clave que te otorgará el buró de crédito será que no te acercaste a la institución para intentar pagar la deuda.

Las quitas o descuentos

Para muchas personas, a las cuales la situación se les salió de las manos, porque no buscaron ayuda, no se acercaron a negociar o solicitaban créditos para pagar sus créditos, es decir, pagaban deudas con deudas, en algunas ocasiones sólo les queda la opción de la quita.

La quita es un descuento sobre el total de tu deuda, por ejemplo, si tú debes 10,000 pesos, la administradora te pide 7,000 y así se cierra el crédito, sin embargo, en tu historial siempre aparecerás con una mala calificación, ya que al final no pagaste la totalidad.

Consolidación de deuda

Muchas instituciones financieras te ofrecen trasferir el saldo de otras tarjetas con ellos, ¿el beneficio? Una menor tasa de interés, también a un plazo determinado.

De acuerdo con el Director general de Defensa del Deudor la tasa de interés puede reducirse hasta en 20 por ciento. Antes de decidir si te conviene o no debes considerar:

  • -Tasa temporal. Algunas instituciones te ofrecen una tasa baja por cierto periodo, si consideras que podrás terminar con tus deudas en ese periodo podría ser una buena opción, de lo contrario toma en cuenta que después de ese periodo los intereses podrían aumentar, según la tasa que te apliquen.
  • -Porcentaje por cantidad transferida. Algunos bancos que aceptan la transferencia de saldos cobran un porcentaje por el total de la operación, compara y haz cuentas ¿te conviene?
  • -Dentro de la consolidación debes verificar que se te permita transferir todo tu saldo, porque algunos ponen un límite o éste será tu línea de crédito. Si no puedes transferir todo el saldo seguirás teniendo deudas por pagar: ¿te servirá?.

 Basado en www.dineroenimagen.com

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: